Etiquetas

4eso (13) bachillerato (12) Estadística (11) 2Bachillerato (10) 1bachillerato (9) probabilidad (8) 2eso (7) 3eso (5) desviación típica (5) Porcentajes (4) ciencia (4) desigualdad (4) economía (4) elecciones (4) física (4) media (4) democracia (3) gráficas (3) ley d'Hont (3) Darwin (2) Examen (2) astronomía (2) error (2) exposición (2) funciones (2) física teórica (2) geometría (2) gráfica (2) historia (2) lotería (2) matemáticas CCSS (2) proporcionalidad (2) relatividad (2) sucesión (2) Alejandría. biblioteca (1) Bayes (1) Constitución (1) CosmoCaixa (1) Crack 29 (1) Gagarin (1) Gini (1) Hipatia (1) Hoover (1) Número irracional (1) PAU (1) Porcentajes encadenados (1) Queen (1) Renta per capita (1) actividad (1) calendario (1) clase social (1) diagrama de barras (1) diagrama de sectores (1) día del libro (1) ecología (1) ecuaciones (1) elipse (1) evolución (1) exponencial (1) extremo relativo (1) fracción (1) frecuencia (1) gravitación (1) gregoriano (1) hipercubo (1) inecuaciones (1) inicio (1) interpolación (1) juliano (1) matemáticas financieras (1) media aritmética (1) media geométrica (1) mediana (1) museo (1) máximo (1) mínimo (1) música (1) número normal (1) número trascendente (1) ondas (1) ondas gravitatorias (1) paradoja (1) pobreza (1) polinomios (1) politica (1) porcentaje (1) profecía autocumplida (1) punto de inflexión (1) rango (1) riqueza (1) salario (1) sesgo (1) solución (1) tabla (1) taller (1) talleres (1) valor medio (1) álgebra (1)

jueves, 21 de marzo de 2013

La estadística, esa arma "letal"

“Hay tres clases de mentiras: La mentira, la maldita mentira y las estadísticas.”
—Mark Twain
  La estadística tiene mala fama porque gente con pocos escrúpulos y buenos conocimientos matemáticos engañan con trucos y mal uso de las matemáticas a personas con menos conocimientos de los necesarios para defenderse, mediante información incompleta o engañosa.

Al fin y al cabo, la estadística es una herramienta. Aprendamos a defendernos un poco de los ataques.

Uno de los trucos más básicos está en la presentación gráfica de los datos. Por ejemplo, estas dos gráficas representan los mismos datos, pero ¿a qué en la gráfica de la izquierda parece que la empresa ha tenido unos beneficios espectaculares el último año? 

Extraído de "El arte de presentar".
Más ejemplos consisten en la falta de ficha técnica en las encuestas de algún periódico, o el uso y abuso de magnitudes medias con ausencia de medidas de la dispersión de los datos (medida de la desigualdad).

Un caso impactante lo he leído en el libro de Naomi Klein "La doctrina del Shock" en el que se expone una carta abierta escrita por un exempleado del FMI llamado Davison L. Budhoo al director de esta organización. En el libro se dice lo siguiente sobre la carta:

"Budhoo exponía su argumento y acusaba al Fondo de emplear las estadísticas como armas «letales». Proporcionaba datos exhaustivos de cómo, siendo él un empleado del Fondo a mediados de los años ochenta, había participado en lo que se podía considerar como «negligencia estadística» para exagerar las cifras recogidas en los informes del FMI sobre Trinidad y Tobago, un país de gran riqueza petrolífera, con el único fin de dar la apariencia de que su economía era mucho menos estable de lo que en realidad era. Budhoo señalaba que el FMI había aumentado (hasta más del doble) la magnitud de una estadística fundamental que medía los costes laborales en el país para que éste pareciera tener un nivel de productividad pésimo, aun cuando, según decía, el Fondo disponía de la información correcta."

Buscad otros ejemplos de mal uso de la estadística y colgadlos en los comentarios.

2 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho tu entrada sobre los “errores” estadísticos. Josu Mezo, licenciado en Derecho por Deusto, Máster en Ciencias Sociales por el Instituto Juan March de Madrid y Doctor en Ciencias Políticas por la Autónoma de Madrid, desde su blog Malaprensa, se dedica a analizar la prensa española con detalle, para intentar cazar titulares tendenciosos, noticias sesgadas o, directamente, mentiras mal contadas. Espero que te sirva para compartir en tu blog y con tus alumnos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Echaré en cuanto pueda ese blog (el título ya es un aliciente).

      Eliminar